C/ Cuba 32, Valencia • 963 737 267

✅ Respuesta correcta: ¡se llama Maneki-Neko! ✅

Hace cientos de años, en Japón, vivía en un templo ruinoso un monje que compartía con su gatita Tama lo poco que tenía. Un día una feroz tormenta pilló a un acaudalado señor feudal por sorpresa, obligándole a buscar refugio bajo un árbol que estaba en las afueras del templo. Esperando que amainase el temporal observó lo que parecía un felino que le hacía señas desde el templo con su patita. ¡Era Tama!

Justo en el momento en el que el señor se dirigía con curiosidad hacia el templo… ¡BOOM! Un rayo cayó sobre el árbol en el que se refugiaba. ¡Gracias a las señas de Tama aquel noble señor salvó su vida! Y en señal de agradecimiento ayudó a reparar el templo y a darle prosperidad. De ahí que los gatos en Japón sean símbolo de buena suerte.

El gato que hace así es un maneki-neko y te está invitando a que entres y traigas prosperidad al negocio.

¡Quiero seguir jugando!