C/ Cuba 32, Valencia • 963 737 267

3 trucos para que tus plantas sobrevivan a las vacaciones

Mano sujetando un esqueje de planta creciendo en una estación botación

 

Vuelves de vacaciones con las pilas cargadas. lo has pasado súper genial.

Te preparas para retomar la rutina. Llegas con empacho de buenas vibras. Hasta tienes ganas de volver a casa y tumbarte en tu sofá, dormir en tu cama y rodearte de tus... ¡MIERDA, LAS PLANTAS!

Efectivamente. Estabas en una burbuja tan zen que te habías olvidado por completo de ellas. Las pobres están pachuchas pidiendo a gritos un poquito de agua. Incluso puede que haya algún deceso. Si has de llorar, llora. Sácalo todo.

Pero... ¡tenemos buenas noticias! Y con noticias nos referimos a 3 trucos del almendruco para que puedas hacer las paces con tus plantas. Verás como vuelven a brotar felices en tu hogar.

  1. ¡Doctor, doctor! ¡Necesitamos un transplante urgente!
  2. Crea rincones para ellas
  3. No dejes de aprender

1. ¡Doctor, doctor! Necesitamos un transplante urgente!

Lo primero y más importante: utiliza una tierra adecuada para trasplante. Esto quiere decir que ha de tener un buen sustrato que ayude a que drene bien el agua y las raíces puedan respirar a gustito.

Lo segundo más importante es utilizar una buena maceta, que sea porosa y que ayude a que la planta oxigene.

Lo siguiente es ponerle cariño y paciencia. Cuando vayas a sacarla de la maceta inicial hazlo con cuidado para no dañar las raíces. Luego asegúrate de no compactar en exceso la tierra "nueva" para que haya un buen drenaje.

Lo repetimos mucho, ¡pero es que es súper importante!

También puedes poner bolas de arcilla expandida o algún material drenante en la base de la maceta antes de añadir la tierra.

2. Crea rincones para ellas

Las plantas son agradecidas, incluso cuando nos portamos regular con ellas. Es hora de devolverles lo mucho (y muy bueno) que nos aportan.

Encuentra un lugar adecuado para colocarlas y ponlo bien bonito. Verás la energía tan increíble que desprende.

Ah, y no te olvides de podar las hojas que ya estén secas. Sólo sirven para "robarle" alimento a las hojas que están sanas. No sólo conseguirás que luzcan más bonitas, ¡también mucho más saludables!

¿Que no sabes por dónde empezar? ¡Aquí tienes una cuántas ideas! 😉

3. No dejes de aprender

Has conseguido salvar de las tinieblas veraniegas a tus plantas y te sientes un Super Saiyan de la jardinería. ¡Pues no te confíes!

Es fácil bajar la guardia y volver a cometer errores pasados.

Usa tus habilidades para seguir aprendiendo. Este mundillo, una vez te das cuenta de que eres capaz de mantener con vida más de tres plantas a la vez, es maravillosamente adictivo.

¿Qué trucos usas tú para cuidar de tus plantas? ¡Te leemos en comentarios!

Leave a comment